RECOMENDADAS

LA OZONOTERAPIA EN CUBA

Presente de manera natural en la atmósfera y en años recientes motivo de debate a causa de la contaminación ambiental, el ozono también tiene aplicaciones en el cuidado y recuperación de la salud, como lo demuestran cada vez más investigaciones.

Durante los pasados 40 años, la utilización de la ozonoterapia se ha extendido en países como Alemania, España, Italia, Japón, Estados Unidos, Argentina, Chile y Cuba, el cual destaca entre los países con más investigaciones científicas con la ozonoterapia y se ubica entre los primeros en regularizarla en el mundo así como un referente internacional.

 

Los primeros pasos

En 1981 se utiliza por primera vez el ozono en La Habana, Cuba, cuando fue probada la efectividad de este agente como bactericida, en la desinfección de agua potable contaminada.

En 1982 el ozono cobró mucha importancia en Cuba al desinfectar aguas y otros ambientes. En esa época se comenzaron a realizar estudios sobre aplicaciones médicas del ozono en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), la institución científica de mayor experiencia en ese país.

 

El Centro Nacional de Investigaciones Científicas

El centro se originó en 1986 con el trabajo de un grupo de investigadores en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas. Allí, los especialistas se dedicaron a profundizar estudios que se estaban realizando en Estados Unidos y Europa, lo que era posible porque acudían a los congresos internacionales de la International Ozone Association (IOA), y a partir de ahí comenzaron a estudiar los efectos biológicos y biomédicos del ozono en Cuba.

Luego de años de ensayos en células, animales y ensayos clínicos en humanos, se habilitó una sala de ozonoterapia en el Hospital “Doctor Salvador Allende”. Precisamente, un área de este centro médico está dedicada a atender pacientes con problemas periféricos, como por ejemplo arteritis y diabetes y otros relacionados con procesos vasculares, donde la ozonoterapia ha demostrado efectos altamente satisfactorios.

 

Primer Congreso Nacional de Aplicaciones del Ozono

En 1988 se efectúa en Cuba el Primer Congreso Nacional de Aplicaciones del Ozono con participación de numerosos países, y en 1990, se realiza el 1er. Congreso Ibero Latinoamericano de Ozonoterapia.

Así, a principios de los 90 comienza a funcionar el Centro de Investigaciones del Ozono de Cuba, que cuenta con laboratorios y una clínica para atender a cubanos y extranjeros.

En este centro se realizaron investigaciones sobre los efectos beneficiosos del ozono en otros usos, como por ejemplo, para potabilizar agua, tratar piscinas y aguas residuales.

Desde el 2009 la ozonoterapia por medio de la Resolución Ministerial 261 del Ministerio de Salud Pública se aplica en todo el territorio nacional.

Actualmente Cuba se encuentra entre los países con mayor número investigaciones científicas sobre la ozonoterapia.

 

Declaración de Madrid

Gran parte de estos resultados e investigaciones cubanos fueron tomados en cuenta para la "Declaración de Madrid sobre Ozonoterapia", firmada en 2010, y actualizada recientemente en el 2015, la cual se considera el primer documento de consenso en la historia global de la ozonoterapia.

Desde entonces a la fecha, en Cuba, casi tres millones de pacientes han recibido tratamiento de ozonoterapia debido a que en la mayoría de los hospitales se cuenta con una sala dedicada a esta técnica. Hay más de 60 unidades, tanto en hospitales generales como de especialidades. 80% de los tratamientos realizados en Cuba con ozono han resultado exitosos.

En la actualidad, la ozonoterapia se utiliza para diferentes enfermedades; en el cáncer como terapia complementaria; en las enfermedades neurodegenerativas, como alzheimer, parkinson, enfermedad amiotrófica lateral (ELA); también en diabetes; en las hernias discales; artritis reumatoide; en odontología, como tratamiento de caries, conductos radiculares infestados, implantes, y otros; en enfermedades infecciosas como herpes simples y hepatitis C; también es fundamental como tratamiento contra el sida para que los pacientes con VIH positivo no lleguen a desarrollar las enfermedades secundarias causantes de la muerte.

Uno de los pilares del desarrollo de la ozonoterapia en Cuba es el doctor en ciencias y especialista en ozonoterapia y en estrés oxidativo Frank Hernández Rosales Rosales, uno de los creadores del Centro de Investigaciones del Ozono en Cuba. Actualmente es director del Laboratorio de Estrés Oxidativo en Chile y asesor en ozonoterapia de la Clínica de Salud Integral “Dra.Yaisy Picrin,” centro que si bien se especializa en tratamientos de obesidad y sobrepeso, recibe pacientes con todo tipo de enfermedades. Es participe en los cursos de especialización que se imparten en el país para formar a los especialistas en esta terapia.

El doctor Hernández es uno de nuestros ponentes internacionales invitados al III Congreso de Alternativas Médicas que se llevará a cabo en el Aula 1 del centro Médico Siglo XXI los días 8, 9 y 10 de diciembre.

 

 

 

Contáctenos

Para más información, comuníquese con nosotros:

 

Calz. de La Viga Num 1337 Cuarto Piso, El Retoño, Iztapalapa, Ciudad de México, 55-82-17-92 y 56-34-41-66